lunes, 16 de marzo de 2009

IETU: ¿Inconstitucional?

.
En lo que constituye un hecho inédito en la historia económica moderna de nuestro país, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) enfrenta 31,000 demandas de igual número de empresas. Esta vez, las 31 mil demandas promovidas en 2008 contra el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) ponen en riesgo la ejecución del gasto gubernamental y afectan los ingresos programados. Según ha declarado el responsable de la Procuraduría Fiscal de la Federación Javier Laynez Potisek "aunque el gobierno federal ganó el primer round, al lograr que los amparos no se concedieran en primera instancia, el fallo aún no es definitivo."

Fuente: El Universal, 16 de marzo de 2009.

Ha trascendido por labios del mismo Procurador Fiscal, que "año tras año, un 2% de las más de 676,000 empresas contribuyentes son quienes ganan amparos para que se les devuelva el pago de sus impuestos, de acuerdo con reportes que se obtuvieron del 2005 al 2007."
.
La capacidad recaudatoria del Gobierno Federal está directamente relacionada con la posibilidad de poder atender las múltiples demandas de carácter social que los Estados de la República demandan. La imposición fiscal no es una tarea sencilla. La respuesta que las 31,000 empresas del sector privado han emprendido contra el IETU deberá invitar a una serena y profunda reflexión de parte de las autoridades hacendarias de nuestro país. Los 70,000 millones de pesos que se encuentran en entredicho, comprometen una buena parte del gasto gubernamental programado y ponen en entredicho la naturaleza fiscal del impuesto mencionado.
.
.

4 comentarios:

Mireya dijo...

La SHCP y las autoridades correspondientes no deberían aceptar el amparo para las empresas se supone que como agentes económicos deben de contribuir al gasto público a través de los impuestos, y no seria justo si se les perdonaran, y además tampoco seria justo que a todas las personas que menos tienen no se les perdonen éstos por ser una obligación y no tener influencias ni amparos para evadirlos. Si las empresas consiguen los amparos los únicos perjudicados serían la mayoría de la gente porque sin remedio alguien tiene que financiar el gasto público y en este caso será la gran mayoría la que lo haga.

Carolina dijo...

Nos queda clarísimo que el gobierno solo esta buscando nuevos impuestos que cobrarnos para dos cosas: 1) aumentar el gasto público y/o, 2) aumentarse los sueldos nuestros brillantes legisladores. Pero desgraciadamente, el IETU que es meramente empresarial, deja a las empresas, que se encuentran instaladas en nuestro país, con menores posibilidades de continuar con una inversión alta o manteniendo el nivel de inversión, por ende baja el tamaño de la producción y tendremos menores empleos y menores oportunidades de poder encontrar un nuevo empleo, ya que muchas empresas podrían optar por mejor retirar su capital del país.

JOSAFAT dijo...

Segun la teoria marxista, el estado se encarga de garantizar el funcionamiento capitalista.
Sin embargo, si las empresas no contribuyen a a generar los fondos para el gasto publico, quien mas lo va hacer?
Esto pone en duda la capacidad para gobernar y poner en claro las reglas del juego.
Y como siempre los mas afectados ante estos problemas, son siempre los que menos tienen.

JOSAFAT dijo...

Por otra parte, no creo que el impuesto afecte directamente a la competitividad de las empresas, ya que si asi fuera, se umpulsaria a la reduccion de inversiones.
Creo que esta mas relacionado con la fuerte tendencia a proporcionar todos lo elemntos a las empresas sin que haya nada a cambio.