martes, 27 de septiembre de 2011

La "Extraordinaria Sensibilidad" del Tipo de Cambio de nuestros días

¿Qué explica el ajuste en el tipo de cambio en este momento? Según nos comparte Gerardo Esquivel: "Básicamente, la creciente incertidumbre internacional. Es decir, el continuo deterioro de la situación económica en Grecia (y en general en toda la zona Euro) aunado a la difícil situación económica por la que atraviesa Estados Unidos, se han combinado para generar un entorno económico internacional particularmente difícil. Además, el hecho de que Estados Unidos esté al borde de una segunda recesión (sino es que ya está en ella), ha afectado sin duda las perspectivas económicas de crecimiento para México en lo que resta de 2011 y para 2012. Todo esto ha propiciado que la oferta de divisas en nuestro país disminuya (no están llegando nuevos capitales) y que la demanda por éstas aumente ligeramente (porque algunos inversionistas están saliendo hacia otros mercados o activos más seguros), lo que se traduce entonces en un mayor precio de la moneda norteamericana. Este es el mecanismo de oferta y demanda que explica el aumento del tipo de cambio en un contexto de régimen cambiario semiflexible."


Sobre el comportamiento del tipo de cambio en los próximos días nos dice: "Sin embargo, lo cierto es que en ausencia de nueva y clara información sobre el estado futuro de la economía mundial, lo más probable es que los próximos días y/o semanas seguirá habiendo una gran volatilidad en el mercado cambiario con ajustes tanto a la alza como a la baja en la paridad monetaria. En cualquier caso, es posible hacer la siguiente predicción: el tipo de cambio no regresará (o al menos no pronto) a los niveles que tenía antes de la subida reciente."

Agrega: "Es decir, será muy difícil volver a tener un tipo de cambio cercano a o incluso por debajo de los 12 pesos por dólar. Lo anterior se puede inferir a partir de la dinámica que se ha observado en el mercado cambiario en los últimos años, en donde los movimientos súbitos a la alza tardan en revertirse varias semanas o incluso meses. Eso fue justamente lo que pasó a fines de 2008, cuando después de la crisis de Lehman Brothers, el tipo de cambio se disparó en un primer momento hasta los 13 pesos por dólar para después alcanzar una paridad superior a los 15 pesos por dólar. Aunque este incremento empezó a revertirse a principios de 2009, tomó casi un año para que la paridad volviera a estabilizarse en alrededor de los 13 pesos por dólar y más de 2 años para que cruzara finalmente la barrera de los 12 pesos" (véase Gráfica 2).


Concluye: "En resumen, no es obvio saber que va a pasar con la paridad pero es poco probable que ésta se empiece a revertir de manera constante en el corto plazo y, en caso de hacerlo, difícilmente regresara al punto de partida. Es más probable que la paridad comience a fluctuar alrededor del nivel que ha alcanzado recientemente (es decir, entre 13 y 14 pesos por dólar) o que incluso continúe en su tendencia alcista si la situación mundial llegara a complicarse aún más."