martes, 20 de septiembre de 2011

Cambio de Gobierno en Nayarit: se va Ney, llega Roberto

Juan José Mendoza Alvarado

Anuncia Roberto la instalación de una Empresa Maquiladora productora de autopartes para la Ford, Honda y Toyota en Nayarit, misma que crearía en su primer etapa alrededor de 2500 nuevos empleos hasta alcanzar un total de 5000. Omite el nombre de la empresa y donde se instalaría.
  • La prensa local minimiza el anuncio, no se publica ninguna nota o comentario al respecto.
  • Anuncia la creación del Centro de Capacitación para el Desarrollo Agropecuario y declara a Santiago Ixcuintla la capital del campo nayarita junto con un Programa Estatal de Invernaderos.
  • Anuncia la construcción del Canal Costa de Oro; el objetivo será pasar de 110 mil a 180 mil hectáreas de riego.
  • La Ciudad Satélite de Ney se convertirá en el Centro Gobierno Unido de Roberto.
  • Se construirá la Central Productiva Nayarita para integrarla y seguir apoyando a la Riviera Nayarit.

Este lunes 19 de septiembre se realizó el cambio de poderes en el Poder Ejecutivo de Nayarit. Se fue Ney González Sánchez y llegó Roberto Sandoval Castañeda. Con Ney González se va un “personalísimo estilo de gobernar”: omnímodo, totalizador, pantagruélico, de grandes escenarios, imaginativo, de discurso fácil y grandilocuente. Difícil caracterizar el gobierno de Ney en unas cuantas líneas, ya habrá tiempo para hacerlo, hoy me interesa compartirles un comentario en relación al contexto y el escenario en el cual arriba el gobierno que administrará el ejecutivo de 2011 a 2017 en Nayarit.

EL ANUNCIO DE LA INSTALACIÓN DE LA EMPRESA DE AUTOPARTES, UN ANUNCIO CON POCAS PROBABILIDADES DE REALIZACIÓN DADA LA CONTRACCIÓN DE LA DEMANDA Y LA RECESIÓN DE LA ECONOMÍA ESTADOUNIDENSE

En materia económica uno de los anuncios más relevantes que hizo el nuevo titular del ejecutivo fue la instalación de una empresa maquiladora de autopartes para la Ford, Honda y Toyota. (Resalta que no haya dicho el nombre de la empresa ni el lugar donde se instalaría, lo que nos permite pensar que es un proyecto recientemente pactado). Dicho proyecto generaría 2500 empleos en su primera etapa hasta alcanzar un total de 5000 nuevos empleos. No obstante el extraordinario valor en términos sobre todo de impacto ocupacional de este proyecto, valdría la pena tomarlo con las reservas del caso en virtud de que la economía norteamericana se encuentra prácticamente al borde de la recesión; situación que hace altamente probable que se trunque dicho proyecto de inversión. Como se sabe uno de los sectores más sensibles y más altamente articulados en el ciclo de negocios estadounidense y mexicano es precisamente el de la industria de autopartes, de tal manera que, de continuar la situación económica en Estados Unidos y Europa como se ha comportado hasta el momento, la posibilidad de que las empresas vinculadas a la industria automotriz enfrenten severas dificultades no solo para crecer sino incluso para mantenerse en el mercado aumentarán. Creo que en la toma de posesión del poder ejecutivo, no había necesidad de anunciar proyectos que se perciben incipientes y con un contexto tan desfavorable para el corto plazo.

PROYECTOS DE INVERSIÓN PARA EL CAMPO NAYARITA: VIEJOS VINOS, NUEVOS ODRES.

El otro bloque de proyectos de inversión que lucen interesantes como prospectiva largamente visualizada sexenio tras sexenio por miles de nayaritas desde hace mucho tiempo tienen que ver con el campo. Recuerdo por ejemplo, el planteamiento de Celso Delgado cuando se construía la Presa de Aguamilpa: él visualizaba la construcción del Sistema Hidroeléctrico Interconectado del Noroeste (SHINO), una red de presas que irrigaban los campos desde Nayarit, pasando por Sinaloa y hasta Sonora. Ambicioso, tentador proyecto que aún nadie ha retomado. También recuerdo a Ney González en campaña cuando prometió trasladar la sede de la Secretaría de Desarrollo Rural a Santiago Ixcuintla para que los apoyos institucionales y tecnológicos estuvieran lo más cerca posible de los hombres del campo. Entiendo que las restricciones de carácter institucional le impidieron realizar sus ideas. Más atrás, recuerdo los trabajos de Antonio Chumacero Gómez y de otros distinguidos economistas que han visualizado enclaves de desarrollo agroindustrial para la zona norte de Nayarit algunos en el municipio de Santiago y otros por allá entre Rosamorada y Acaponeta. El hecho es que hoy de nueva cuenta, la presente administración gubernamental con la renovación e impulso que caracteriza a una administración que comienza renueva planteamientos que no son nuevos pero que no se han podido realizar. El aprovechamiento del agua de las presas, el incremento del número de hectáreas de riego, el programa de invernaderos, el centro de capacitación y la central productiva nayarita entre muchos otros, son todos ellos buenas iniciativas que no se han podido procesar en el pasado reciente o que algunos de ellos en el mejor de los casos se encuentran en ciernes.

LA DESACELERACIÓN DE LOS MOTORES DEL CRECIMIENTO DE LA ECONOMÍA NAYARITA

La lista de proyectos arriba enunciada más otros que seguramente irán presentando conforme se elabore el Plan Estatal de Desarrollo para otros campos de la administración pública enfrentarán algunas restricciones sumamente fuertes: los motores del crecimiento económico y con él de las participaciones federales están a la baja para Nayarit. Los montos de inversión de la Presa de la Yesca desde hace buen rato que alcanzaron su máximo y hoy están a la baja; el endeudamiento público es un recurso que ha sido llevado a un límite muy cercano a su techo superior, es posible inferirlo por la degradación de la calificación de la deuda nayarita; la atonía económica estadounidense seguirá impactando en la disminución de la tasa de crecimiento de las remesas y contraerá también la demanda de servicios turísticos de la Riviera Nayarit así como de los productos del campo. En fin, la administración de Roberto Sandoval tendrá que mantener la vista alerta frente al adverso entorno internacional, mantener la vista sobre la viabilidad de los grandes proyectos de inversión pero tener presente también la necesidad de avanzar en el desarrollo económico local a partir de los pequeños proyectos de inversión que detonen el desarrollo en las microrregiones que posee nuestro estado.

Expreso mi deseo para que la presente administración de un paso adelante e identifique los grupos con los que trabajará en la tarea del desarrollo y avance precisamente en la realización de miles de pequeños proyectos de inversión que beneficien a la gente de nuestro estado, a la lastimada economía de las familias de Nayarit.