martes, 21 de abril de 2009

Chávez regala "Las venas abiertas de América Latina" a Obama

"Las Venas abiertas de América Latina" de Eduardo Galeano, es el libro que Hugo Chávez regaló a Barack Obama en el contexto de la Cumbre de las Américas celebrada en Puerto España, capital del archipiélago caribeño de Trinidad y Tobago. Publicado en 1971 fue lectura obligada de quienes nos formamos en una visión crítica del "estado de cosas" existente en América Latina durante las décadas de los setenta y los ochenta. Un libro excepcional sin lugar a dudas...a continuación reproduzco algunos fragmentos del texto cuyo título en inglés es Open Veins of Latin America: Five Centuries of the Pillage of a Continent, y que el viernes 17 de abril ocupaba el puesto número 54.000 en las ventas de Amazon, y el lunes 20, en cuestión de horas, se convirtió en el libro más vendido de la tienda electrónica.

fragmento

"La división internacional del trabajo consiste en que unos países se especializan en ganar y otros en perder. Nuestra comarca del mundo, que hoy llamamos América Latina, fue precoz: se especializó en perder desde los remotos tiempos en que los europeos del Renacimiento se abalanzaron a través del mar y le hundieron los dientes en la garganta. Pasaron los siglos y América Latina perfeccionó sus funciones. Este ya no es el reino de las maravillas donde la realidad derrota a la fábula y la imaginación era humillada por los trofeos de la conquista, los yacimientos de oro y las montañas de plata. Pero la región sigue trabajando de sirvienta. Continúa existiendo al servicio de las necesidades ajenas, como fuente de reservas del petróleo y el hierro, el cobre y la carne, las frutas y el café, las materias primas y los alimentos con destino a los países ricos que ganan consumiéndolos, mucho más de lo que América Latina gana produciéndolos. Son mucho más altos los impuestos que cobran los compradores que los precios que reciben los vendedores; y al fin y al cabo, como declaró en julio de 1968 Covey T. Oliver, coordinador de la Alianza para el progreso, “hablar de precios justos en la actualidad es un concepto medieval. Estamos en plena época de la libre comercialización...” "
pág. 1

fragmento


"La economía norteamericana necesita los minerales de América latina como los pulmones necesitan el aire. Los astronautas habían impreso las primeras huellas humanas sobre la superficie de la luna, y en julio de 1969 el padre de la hazaña, Werner von Braun, anunciaba a la prensa que los Estados Unidos se proponían instalar una lejana estación en el espacio, con propósitos más bien cercanos: «Desde esta maravillosa plataforma de observación – declaró- podremos examinar todas las riquezas de la Tierra: los pozos de petróleo desconocidos, las minas de cobre y de cinc...» El petróleo sigue siendo el principal combustible de nuestro tiempo, y los norteamericanos importan la séptima parte del petróleo que consumen. Para matar vietnamitas, necesitan balas y las balas necesitan cobre: los Estados Unidos compran fuera de fronteras una quinta parte del cobre que gastan. La falta de cinc resulta cada vez más angustiosa: cerca de la mitad viene del exterior. No se puede fabricar aluminio sin bauxita. Sus grandes centros siderúrgicos –Pittsburgh, Cleveland, Detroit- no encuentran hierro suficiente en los yacimientos de Minessota, que van camino de agotarse, ni tienen manganeso en elterritorio nacional: la economía norteamericana importa una tercera parte del hierro y todo el manganeso que necesita. Para producir los motores de retropropulsión, no cuentan con níquel ni con cromo en el subsuelo. Para fabricar aceros especiales, se requiere Tunsteno: importan la cuarta parte. Esta dependencia, creciente, respecto a los suministros extranjeros, determina una identificación también creciente de los intereses de los capitalistas norteamericanos en América Latina, con la seguridad nacional de los Estados Unidos. La estabilidad interior de la primera potencia del mundo aparece íntimamente ligada a las inversiones norteamericanas al sur del río Bravo. Cerca de la mitad de esas inversiones está dedicada a la extracción de petróleo y a la explotación de riquezas mineras, «indispensables para la economía de los Estados Unidos tanto en la paz como en la guerra». El presidente del Consejo Internacional de la Cámara de Comercio del país del norte lo define así: «Históricamente, una de las razones principales de los Estados Unidos para invertir en el exterior es el desarrollo de recursos naturales, particularmente minerales y, más especialmente, petróleo. Es perfectamente obvio que los incentivos de este tipo de inversiones no pueden menos que incrementarse. Nuestras necesidades de materias primas están en constante aumento a medida que la población se expande y el nivel de vida sube. Al mismo tiempo, nuestros recursos domésticos se agotan...» Los laboratorios científicos del gobierno, de las universidades y de las grandes corporaciones avergüenzan a la imaginación con el ritmo febril de sus invenciones y sus descubrimientos, pero la nueva tecnología no ha encontrado la manera de prescindir de los materiales básicos que la naturaleza, y sólo ella proporciona."

pág. 2
.
El aprétón de manos entre Chávez y Obama puede significar mucho para unos y nada para otros. Para quién ésto escribe, dicho saludo es altamente significativo. Desde hace tiempo estoy convencido que en el campo de las relaciones humanas, sociales e internacionales la posibilidad de poder establecer un diálogo abona a la posibilidad de construir un mundo mejor...ese apretón de manos era imposible de pensarse en los tiempos de Bush, como impensable era que Bush hubiese permitido la apertura que Obama está mostrando hacia Cuba.
.

2 comentarios:

JOSAFAT dijo...

Me parece astuto el comportamiento, y la forma diplomatica en la cual disfrasan los intereses nuestros vecinos del norte.
Realmente creo que nos hemos especializado en el arte de servir, espero y no nos salga muy caro, pero por otra parte se podrian aprobechar las necesesidaes del exterior para sacar ventaja.
Este documento es realmente claro e ilustrativo y pone en duda un futuro dificil para America latina.

JUAN JOSÉ MENDOZA ALVARADO dijo...

Interesante comentario Josafat...toda decisión implica un problema de elección, y ciertamente como usted bien menciona es posible aún en las condiciones de atraso de América Latina obtener algunas ventajas...

saludos

Mtro. Juan José