miércoles, 7 de julio de 2010

DEUDA PÚBLICA DE NAYARIT, PRECISIONES CONTABLES

Juan José Mendoza Alvarado*
.
El pasado viernes 18 de junio, la XXIX Legislatura de Nayarit acordó autorizar al titular del poder ejecutivo a contratar financiamiento durante el ejercicio fiscal 2010 por un monto de 200 millones de pesos más, mismos que se suman a los 2,276.8 millones de pesos acumulados al mes de marzo del presente año y que suman un total de 2,476.8 millones de pesos de obligaciones financieras públicas.

Por sus niveles absolutos y relativos, la deuda pública del Gobierno del Estado de Nayarit se ha constituido en una variable que llama poderosamente la atención y la preocupación de miles de ciudadanos que, en tanto recursos públicos de la sociedad, saben que tendrán que ser puntualmente pagados en algún momento en el tiempo. Saben que se compromete hoy, la disponibilidad de recursos financieros que permitan satisfacer las necesidades de los ciudadanos del mañana. Mucho hay por analizar y dialogar en torno a la deuda pública de los ciudadanos nayaritas, hoy me limitaré a dilucidar un aspecto puramente contable relacionado con la diferencia en los montos reportados por dos documentos oficiales: el primero de carácter estatal titulado “Informe de Deuda Pública del Primer Trimestre de 2010” y el segundo que es la estadística generada por la “Unidad de Coordinación con Entidades Federativas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público” la cual se observa en la gráfica.

En relación con el primer documento, hay que decir que es generado por la Secretaría de Hacienda del Gobierno del Estado de Nayarit, en cumplimiento con lo establecido por el artículo 13, fracción II de la Ley de Deuda Pública de nuestro estado la cual ordena al Ejecutivo “Informar al Congreso del Estado previamente a la remisión de las iniciativas de Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos sobre la situación de la Deuda Pública, así como al rendir la Cuenta Pública. Además presentará informes trimestrales sobre la situación de la Deuda Pública a la Legislatura Local, debiéndose publicar dichos informes en el Periódico Oficial, órgano del Gobierno del Estado en un plazo que no exceda de cuarenta y cinco días posteriores al trimestre que se informe” y está signado por el titular del ejecutivo para su aprobación por el Congreso. Según el Informe de Deuda Pública del Primer Trimestre de 2010, la deuda pública suma un total de $ 664,805,144.44 la cual se distribuye de la siguiente manera: $ 320,735,599.44 en deuda directa del Gobierno del Estado, $ 190,851,031.00 en deuda pública indirecta, esto es deuda de los gobiernos municipales con el gobierno del estado como aval y $ 153,218,514.00 a cargo de los gobiernos municipales sin el aval del gobierno del estado. A esta deuda hay que agregar los 200 millones de pesos aprobados el pasado viernes 18 de junio, con lo cual sumaría $ 864, 805,144.44. Ésta es la única deuda pública considerada en el documento que se menciona. No hay más.

No obstante lo anterior, existen otros 1612 millones de pesos registrados por el Gobierno del Estado de Nayarit ante la Unidad de Coordinación con Entidades Federativas de la SHCP con lo cual se integraría el monto inicialmente mencionado: 2476 millones de pesos al 18 de junio de 2010. Estos 1612 millones de pesos se desglosan en dos partes: por un lado 966.5 millones de pesos correspondientes al Fideicomiso de Financiamiento Irrevocable No. 795 autorizado por el H. Congreso del Estado mediante decreto publicado en el periódico oficial del estado el 12 de abril de 2008. Con base en dicho decreto, el Gobierno del Estado de Nayarit celebró el 26 de agosto de 2008 el Contrato de Fideicomiso con Banco INVEX, S. A. mismo que, en su condición de fiduciario celebró un contrato de apertura de crédito simple con Banco Mercantil del Norte, S. A. Este crédito fue autorizado hasta por un máximo de $ 1000 millones de pesos y está programado a pagarse en el transcurso de los próximos 30 años y no existe el menor indicio sobre el mismo en el informe de deuda pública trimestral que por ley el ejecutivo rinde ante el poder legislativo, aunque sí se le contempla en el Informe de Avance de Gestión Financiera. Este manejo por separado de la información relativa a deuda pública del gobierno del estado de Nayarit permite construir una percepción distorsionada de la misma: se le percibe de menor tamaño al que realmente posee. Es evidente también, que existe una discrepancia metodológica en el registro contable de las obligaciones financieras en materia de deuda pública entre los registros de orden estatal y aquellos de orden federal además de un error de omisión de la deuda directa del gobierno del estado en la página 50 del balance general consolidado al 31 de marzo de 2010 del informe de avance de gestión financiera. Por otra parte, los restantes $ 645.5 millones de pesos, según la Unidad de Coordinación con Entidades Federativas corresponden a deuda pública de corto plazo de carácter bancario, que excede los 180 días mencionados por la Ley de Deuda Pública Estatal para ser considerada como deuda pública, pero que no aparecen por ninguna parte en los registros contables a nivel estatal. No es una pecata minuta, estamos hablando de $ 645.5 millones de pesos. He aquí pues el argumento de la discrepancia metodológica.

Desde mi perspectiva, el registro contable que integra el Informe de Deuda Pública del Gobierno del Estado de Nayarit sería el espacio idóneo para realizar el registro global de la deuda pública, mismo que debiera complementarse con una evaluación económica y financiera sobre el impacto de la misma sobre las finanzas públicas estatales y sobre la evolución de la economía nayarita; un poco al alimón del Informe sobre la Situación de la Economía, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública que se elabora trimestralmente en el ámbito federal.

3 comentarios:

FERNANDO dijo...

Interesante aporte Juan José. Habría también que hacer un análisis sobre la calificación de la deuda y las posiblidades que como consecuencia tiene el gobierno estatal para hacer frente a ese pasivo en el plazo contratado. Creo que en función a los ingresos presupuestados previamente y a las aportaciones federales que desde luego reconocemos que son las más cuantiosas, el análisis toma su verdadera dimensión informativa.
Saludos y felicidades. Buen trabajo.

. dijo...

Mil disculpas por contestarte tan tarde Fernando, entre mis obligaciones académicas y familiares he tenido que sacrificar la atención a mi blog. Tienes toda la razón. Hace falta un análisis financiero sobre como ha evolucionado la calificación de la deuda, tasas de interés, orientación del gasto, etc. Pero también hace falta un análisis de la ley de deuda pública estatal y algo que me parece relevante: cómo están trabajando a nivel local en la perspectiva de la ley de armonización contable. En fín, espero en los próximos meses poder completar este trabajo para ponerlo a consideración de las nuevas autoridades gubernamentales y del pueblo de Nayarit para el juicio histórico.

Saludos

Juan José Mendoza A.

Anónimo dijo...

I don't even know how I ended up here, but I thought this post was great. I do not know who you are but certainly you are going to a famous blogger if you aren't already ;) Cheers!
Also visit my homepage ... ig